Jueves, 10 de noviembre de 2011

Hoy parece que me he levantado con el pie izquierdo, o mejor debería decir que "me han levantado". Lo digo porque todo han sido cosas que no tienen responsabilidad mía o sí…

Para empezar he llegado a la estación y he aparcado. Y justo al salir del coche me he dado cuenta de que había carteles de aviso de poda de árboles y por lo tanto no se podía aparcar. Así que he tenido que buscar otro sitio con la pérdida de tiempo que supone. Consigo aparcar y salgo del coche. Me dirijo a la estación y empiezo a ver que viene el tren. Me he puesto a correr como un condenado, creo que no he corrido tan rápido en toda mi vida. Pero justo cuando llego delante de las puertas de acceso no encuentro la tarjeta… mientras rebuscaba en la bolsa he podido oír, impotente, como pitaban las señales de aviso de cierre de puertas… he acabado por resignarme y esperar al siguiente. Eso sí, me he indignado cuando he mirado el reloj y eran las 7:12! El tren pasa a las 7:15, eso quiere decir que si viene antes se tiene que esperar hasta que sea esa hora y sin embargo no lo ha hecho. Mi reloj está bien y he visto en otro tren que tengo la misma hora que ellos.

Total, que me he esperado al siguiente. Mirando los horarios he visto que con ese tren llegaba al clot a las 7:33 y el tren otro tren que tenía que coger (cambiando de vía) pasaba a las 7:39, es decir, que me daba tiempo de sobras para cogerlo. Problema, el tren ha llegado tarde a Montgat, exactamente dos minutos. Y ya sabemos como es el tren al llegar a Clot, que se para hacer cambio de vía y todo el rollo. Total, que aún habiéndome puesto en el último vagón, preparado para salir corriendo. He llegado al andén justo para ver cómo se cerraban las puertas del tren delante de mis narices. Total, que me he tenido que esperar 16 minutos hasta que pasara el siguiente tren, que sumas a los 13 minutos que ya había esperado en Montgat me dejan con un total de 29 minutos perdidos... Así que cuando he llegado al Prat eran ya las 8:22. Teniendo en cuenta que yo ficho a las 8:33 y que tengo 20 minutos andando hasta el trabajo estaba claro que llegaría tarde. Por suerte estaba el bus parado en el origen, en la estación, y lo he podido coger con lo cual no me he cansado tanto.

Finalmente he llegado al trabajo a las 8:39, solamente 6 minutos tarde ^^. Suerte que con el tren que cogía siempre llegaba pronto que si no…

En fin, toda una historia… parece que últimamente siempre tengo que estar corriendo para coger el tren/autobús (y algunos días, como hoy, ni siquiera así me da tiempo a cogerlo).

Una compañera me decía que hay un proverbio chino que dice "Uno no puede decir que ha tenido buena o mala suerte con algo porque nunca se sabrá qué hubiera pasado de no producirse un hecho". Eso quiere decir, puedo decir que he tenido mala suerte en perder el tren pero…y si de haber cogido ese tren te hubiese pasado algo malo? Es cierto que no podemos decir que hemos tenido mala suerte, porque quizá hemos evitado algo peor.


Comentarios (0)  Autor Asturel

Comentarios