Lunes, 24 de octubre de 2011

Ahora sí, esta tarde he tenido un buen rato para mí y finalmente me he decidido en limpiar el ventilador del portátil hasta el final. La última vez que lo intenté me rendí sin conseguirlo, por miedo a estropear algo ya que había que sacar demasiados cables. Hoy me he armado de valor y tras memorizar bien todo lo que iba desconectando he conseguido desmontarlo hasta el final.

He sacado toda la carcasa y al final se ha quedado la placa base con el ventilador. Lo siguiente ha sido sencillo, desmontar el ventilador para sacarlo y desmontar el propio ventilador para limpiarlo por dentro. Había una buena capa de pelusa obstruyendo la salida (ver imágenes) y además la pasta refrigerante que iba sobre la CPU había desaparecido. Así que he limpiado bien el ventilador y el cooler y después he puesto un poco de pasta refrigerante sobre la CPU (todavía tengo de la última vez que limpie un ordenador).

No me ha costado demasiado volver a montarlo todo, y al encenderlo lo ha hecho sin dar ningún problema (aunque no las tenía todas conmigo… xD). Una vez iniciado Windows veo que todo funciona (monitor, teclado, wifi, teclado inteligente… todo).

Así que ale, ya está, el monitor de temperatura marca 39 ºC y se mantiene sobre esa temperatura. Comparado con los 90 ºC o más que había llegado a alcanzar simplemente navegando con video…. Sé que ha valido la pena.


Comentarios (0)  Autor Asturel

Comentarios