Lunes, 13 de febrero de 2012

Después de un más que agradable fin de semana (a excepción de buena parte del domingo) toca volver a la realidad. Hoy podría considerar que me he quemado un poco más. Cada día se me hace un poco más complicado esto de atender al público, en momento me pregunto si realmente la gente merece que se le ayude... algunos son tan impertinentes y se creen como con derecho especial. La gente no es consciente de que no es especial, somos siete mil millones de seres humanos en este planeta, y más de 45 millones en nuestro país, lamentablemente nadie es el ombligo del mundo y el mundo seguirá girando pase lo que pase.

Sin embargo de momento toca esto, toca estar a disposición de la gente y toca aguantar la impertinencia de algunos... la clave está en mirarlo desde la barrera, no dejarse afectar y pensar que son cosas que pasan que la gente está en situaciones difíciles y no es nada personal. He de hacer lo que pueda mientras esté aquí y no debo odiar a la gente (en general).


Comentarios (0)  Autor Asturel

Comentarios