Jueves, 07 de septiembre de 2006
Ambos se sentaron a la mesa y comenzaron a comer. A lo largo de la comida estuvieron hablando de temas variados, Hellen estuvo preguntando acerca de la familia de Marty, sobre sus estudios, sus amigos, lo que hac?a en su tiempo libre... y es que la verdad sea dicha, poco era lo que sab?a la chica de su amante y pr?ximamente pupilo. Marty aprovech? la creada atm?sfera de confianza para sonsacar tambi?n datos sobre el pasado de Hellen, pero ?sta iba esquivando las preguntas una a una con mucha habilidad, o a lo sumo respondiendo de manera casi telegr?fica, volviendo r?pidamente a conducir la conversaci?n hacia Marty. Finalmente el chico vio que no iba a sacar nada de sus preguntas ?ntimas con lo que una vez terminados los platos, despu?s de que Hellen le hubiera ofrecido caf?, intent? informarse sobre su futuro pr?ximo al lado de Hellen.
- Buf... la comida estaba buen?sima ?dijo al tiempo que se reclinaba hacia atr?s en la silla y se frotaba el est?mago-. Ahora que ya hemos terminado de comer que te parece si me cuentas de que va todo eso de la secta.
- ?Secta? ?se pregunt? a s? misma en voz baja. No recordaba haberse referido a la organizaci?n a la que pertenec?a con tal nombre... aunque si se pon?a a recordar los horarios estrictos, los cursillos de formaci?n, las conferencias de los sacerdotes, los intentos de desprestigiar a la familia y romper los lazos emocionales con el exterior... ?Ese chico te dar? problemas Hellen? Sol?a decirle su mentor. ?Deber?as dejarlo, ya sabes que aqu? tienes todo lo que necesitas?.
- Malditos cabrones ?pens?-, pienso de vengarme de esos cerdos, s?... esa joya de familia ser? s?lo el principio.
- ?Hellen? ?Me has o?do?
La chica hab?a ido a buscar el caf? a la cocina. Al o?r la pregunta de Marty asom? la cabeza por el pasaplatos.
- Claro que s?, cielo. Ahora mismo voy.
Hellen cogi? la cafetera y el az?car y fue a sentarse a la mesa. Sirvi? dos tazas de caf? y sent? frente a Marty.
- Dime, ?qu? me dec?as?
- Eso, que de qu? va todo eso de la secta.
- Pues como te he dicho, es una organizaci?n muy antigua que se dedica al estudio de lo oculto, a la catalogaci?n de sucesos paranormales y la recopilaci?n de libros arcanos y llenos de conocimiento esot?rico.
- ?C?mo los que tu tienes?
- Exacto, como esos mismos.
- ?Son todos tuyos?
- Claro, bueno... no todos, estrictamente hablando algunos son de la Organizaci?n. Aunque ahora que los he dejado supongo que podr?a qued?rmelos... pero no s?, su valor es incalculable, no s?lo por el dinero que valen sino por todo el conocimiento arcano que poseen.
- Bueno, si quieres devolverlos podr?amos dejarlos a la vez que cogemos tu legado familiar. Aunque es una pena... yo todav?a no los he le?do y la verdad es que me gustar?a hacerlo.
- Pues no se hable m?s ?exclam? alegrada Hellen-, nos los quedamos, ser?n para los dos. Me importa poco quienes vengan a intentar rob?rnoslos, podremos contra ellos. Aunque algunos tendr? que le?rtelos... o tendr?s que aprender lat?n, griego, arameo, s?nscrito, alem?n, ingl?s... un sinf?n de lenguas.
- Vaya, mejor que me los leas t?. ?Por qu? no hay ninguna manera de que yo los lea sin saberlas no?
- ?Te refieres a con magia?
- S? ?aclar? Marty sonriendo de oreja a oreja-, ser?a genial que un conjuro as? existiese, ?no crees?
- Bueno, normalmente yo estoy en contra de usar conjuros que eviten tener que usar conocimientos o que permitan atajos... Pero supongo que esto es un caso de fuerza mayor, no es plan de que te pongas a estudiar todas esas lenguas... podr?amos pasarnos una eternidad. Dicho conjuro existe y yo lo conozco ?a?adi? gui??ndole un ojo-, ser? un placer ense??rtelo.
Marty se levant? de un salto y se lanz? a los brazos de Hellen, abraz?ndola. Se sent?a tan animado y curioso por ese nuevo y extra?o mundo que se hab?a abierto ante ?l... y encima la ten?a a ella, una diosa, una suma sacerdotisa de lo sobrenatural, su gu?a y mentor. Lo ?nico que le ten?a un poco mosca era el tener que allanar una mansi?n repleta de sectarios, pero si eso era lo que quer?a su maestra... pues eso ser?a lo que ?l har?a. Marty ten?a su cara entre los pechos de Hellen y la abrazaba con fuerza. A su nariz llegaba la adorable fragancia a rosas que tanto caracterizaba a su enamorada. Tras inspirar con fuerza alz? la mirada hasta encontrarse con los ojos de Hellen, y sonriendo dijo:
- Oye, ?no te has olvidado de algo?
Hellen lo mir? extra?ado.
- ?C?mo?
- Has olvidado algo... ?no consigues recordar qu? es?
- Pues... no, no consigo recordar. La verdad es que estaba tan a gusto aqu? contigo que por unos segundos he perdido el mundo de vista.
Marty r?o t?midamente a la vez que se apartaba de Hellen poni?ndose de pie.
- El gato, Hellen, el gato de tu vecina. ?No ten?as que recogerlo?
- ?Hostia, es verdad! Menos mal que tengo llaves de su piso, se supon?a que deb?a recogerlo nada m?s llegar aqu?. Espero que no se haya hecho ning?n destrozo. Esp?rame, ahora vengo, voy a traerlo.
Y diciendo esto sali? hacia el recibidor, donde cogi? un manojo de llaves y abri? la puerta para despu?s cerrarla tras de s?. Marty se qued? expectante, en silencio, escuchando cada ruido que llegaba a sus o?dos tratando de imaginar cada cosa que podr?a estar haciendo la chica. A los pocos minutos volvi? a abrirse la puerta y Hellen apareci? con un enorme gato negro en los brazos, cerr? la puerta a sus espaldas y dej? al gato en el suelo, el cual no esper? ni un segundo en salir disparado hacia alg?n rinc?n del piso.
- ?Dios! ?exclam? Marty- ?Que gato tan grande, ?no?! Es enorme.
- S?, la verdad es que es realmente grande, mi vecina debe alimentarlo muy bien.
- ?Y c?mo se llama?
- Mmm? -Hellen se qued? unos segundo pensativa- no lo recuerdo muy bien? era un nombre raro? con la t?pica terminaci?n de ?ngel, ?sabes?
- ??ael??
- S?, pero no era de ?ngel, creo que me dijo que era de una serie de dibujos que su hijo ve?a de peque?o.
- ?Azrael?
- ?S?! Vaya, ?as? que t? tambi?n la ve?as?
- Claro, ?Los Pitufos?, qui?n no ha visto los pitufos?
- ?Y hab?a uno que se llamaba Azrael?
Marty estall? en carcajadas, lo que hizo que Hellen pusiera cara de molesta.
- ?No! El gato del malo. Hab?a un viejo brujo que siempre quer?a capturar a los pitufos, para hacer alguna p?cima, que se llamaba Gargamel. Pues su gato se llamaba Azrael.
- Ah? es un poco friki, ?no crees?
- ?Qu?? Para nada, no s?, yo si tuviera un gato le pondr?a alg?n nombre del estilo? nada de ?Zarpitas? o ?Garfield?; m?s bien algo como Lucifer o alg?n otro nombre t?trico.
- S?, Lucifer es un buen nombre para un gato, pero obviamente a de ser negro.
- Claro.
- Bueno, que te parece si nos sentamos y te hablo de lo de esta noche.
- ?Asaltaremos la casa esta noche?
- ?Por qu? no?
- Por nada en especial, es que no me hab?a hecho a la idea todav?a?
- Venga, todo ir? bien, no pasar? nada, se trata de algo sencillo.
Marty se qued? callado, pensativo, no pod?a evitar pensar en lo que antes ya se hab?a planteado? la pandilla de sectarios que seguramente se esconder?a en aquella casa, y quiz? incluso alg?n ente sobrenatural defendi?ndola. ?Y qu? armas ten?a ?l? Ninguna, o como mucho alguna improvisada? un palo, un jarr?n? y seguro que ninguna de ellas le servir?a en absoluto para enfrentarse a aquello que acechase en la sombra.
- ?Qu? te ocurre? ?pregunt? la chica- ?No quieres hacerlo?
- No, no es eso? supongo que tengo miedo, es la primera casa que allano.
Hellen sonr?o p?caramente, se acerc? al chico y se sent? a su lado cogi?ndole la mano.
- Tranquilo, ya te he dicho que todo ir? bien, no dejar?a que te hicieran da?o.
- Pero, ?y si esa gente se entera de que estamos ah??, ?y si intentan hacernos da?o?
- Vamos? de eso no tienes por qu? preocuparte porque hoy tienen planeado hacer un ritual, seguro que en la casa no habr? nadie.
- Uf? menos mal ?Marty respir? aliviado-. Vale, entonces lo haremos esta noche, si es como dices, hoy es el d?a adecuado.
- Pues no digamos m?s, vamos, iremos en coche a dar una vuelta por los alrededores y as? veras como es y te quedar?s m?s tranquilo.
Marty accedi? a la propuesta de Hellen y ambos cogieron el coche y se pusieron en marcha hacia la casa.

No tardaron demasiado en llegar, estaba situada a las afueras de la ciudad, siguiendo un camino recientemente asfaltado, que anteriormente hab?a sido de tierra. El d?a se hab?a girado, ahora las nubes tapaban el sol y la temperatura hab?a descendido notablemente, el viento soplaba con fuerza y los ?rboles se agitaban violentamente a ambos lados del camino. No apagaron el motor del coche, se quedaron parados tras la verja que daba acceso al terreno de la casa. Marty se qued? boquiabierto, era realmente grande, m?s de lo que ?l hab?a imaginado. La palabra ?casa? le quedaba peque?a, ?l m?s bien hubiera utilizado otra palabra como mansi?n. Era un edificio de obra antigua, pero la fachada hab?a sido restaurada pocos a?os antes por lo que no presentaba un aspecto decr?pito sino m?s bien lo contrario. Se extend?a a lo largo de cinco pisos de alto y de lado a lado estaba salpicado de m?ltiples ventanas y balcones, llegando a contarse m?s de una veintena. Por el tipo de construcci?n parec?a estar dividida en dos alas.
- As? que esta es la casa? -dijo Marty al fin- es realmente enorme. ?Y se supone que aqu? dentro hemos de encontrar algo?
- Yo estuve un tiempo viviendo en ella, la conozco bien.
- ?Viv?as en ella? ?Y no te daba miedo?
- ?Miedo? Al contrario? en esa casa me sent?a segura. Precisamente es fuera de esa casa donde no me atrev?a a estar por las noches?
- ?A qu? te refieres? No me asustes.
Hellen repar? en su metedura de pata, no pod?a decirle al asustadizo chico que a pocos metros de la casa hab?a un gran cementerio, ni que a trav?s de ?l se acced?a a una serie de t?neles subterr?neos que desembocaban en una enorme sala de ceremonias. Ni que en ella se llevaban a cabo rituales espantosos? No, mejor inventarse algo m?s ?normal?.
- Tranquilo, cielo, me refiero al crimen. Fuera de esas paredes uno se enfrenta al mundo, y ?ste est? repleto de verdaderos monstruos con forma humana.
- S?, es cierto. Pero esa casa seguro que esconde algo realmente terrible? ?Entonces seguro que estar? vac?a?
- S?, totalmente.
- ?Y por d?nde entraremos?
- Pues por la puerta principal, claro.
- ?Qu?? ?Est?s loca?
- ?Aix! ?sopl? Hellen- No seas miedica, ya te he dicho que no habr? nadie. Entraremos por la puerta principal e iremos hasta el sitio d?nde guardan mi reliquia, lo cogeremos y nos iremos por el mismo sitio. R?pido y sencillo.
- Pues no pinta mal. Ojal? todo vaya tan bien como tu dices.
- Ya hemos visto el lugar, por la noche habr? dos guardas en la puerta y otro par dando vueltas por los terrenos, el resto estar? haciendo el ritual. Ahora volvamos a casa, te ense?ar? alg?n truquillo.
- Estupendo.
Diciendo esto, emprendieron la marcha para volver a casa. El viento segu?a soplando con fuerza y las nubes se ve?an cada vez m?s negras. Marty esperaba que no lloviese? s?lo le faltar?a eso. Estaba nervioso por los ?trucos? que le iba a ense?ar Hellen, ?de qu? se tratar?a? Esperaba que algo realmente ?til. Lo primero que quiz? deber?a ense?arle era aquel que le servir?a para entender todas esas lenguas extranjeras en las que estaban escritos los libros, para as? luego ?l poderlos leer por su cuenta y aprender todo lo que pudiese.


Continuar?...
Bueno, se que en esta parte no ocurre gran cosa, pero la escrib? estando de vacaciones en Calella y la ten?a en el portatil a la espera de escribir algo m?s, pero pens?ndolo bine es suficientemente larga como para publicarla ya.
A ver si me pongo a continuarla antes de que empiecen las clases

Comentarios (2)  Autor Asturel

Comentarios
Autor Sofi
Viernes, 08 de septiembre de 2006 | 20:47
Kyaaaaaa!! Qu? uke tan lindooo!! ^___^ Ch?iii Marty es re uke, sisisi!!!
La casa de la "secta" me hace recordar a la casa Madre de la Talamasca.... XD...
*M?ik* yo kero un gato negro como ese! Creo q le pondr?a de nombre "Rumiel" ^___^
- Rumi chan: yo soy re' gaato!!!
- Sofi (sarc?stica): s?, sos un gato, de eso no hay duda...
Ac? en Argentina le decimos "gatos" a las putas (porq salen de noche XDDD,juasssss!!!)

Bessos!!!

P.D.: Me enter? q el ??o q viene tenemos clases de metaf?sica, no es genial!!!?
P.D.2: Gracias por poner la imagen ^______^!!
Autor Sassenach
Domingo, 10 de septiembre de 2006 | 3:24
Hola Vampiro!!

Aunque no ocurra gran cosa est? muy bien, adem?s en todas las historias hay momentos m?s tranquilos. Por otra parte, nos has dejado con la intriga de ver como allanan esa casa-mansi?n tan grande Muchas risas

Ahora q aun no empiezas la uni, espabila y escribe m?aaaaaaaaaaaaaaaas!!!!!y tambi?n de las otras jooooooo!!

Mientras te pones a ello, yo leer? por fin Proscritos, que ya tengo ganas!

Besos Obesos!